martes, 8 de septiembre de 2009

DeOtero, Blas. Penúltima palabra.




Dentro de poco moriré.
El zafarrancho de mi vida
toca a su fin. El alma está partida,
y el cuerpo a punto de partir. Lo sé.

Amé la vida, sin embargo.
Bien sabes tú que la amé mucho.
Aunque me expulsen de la vida, lucho
aún. Ancho el amor y el dolor largo.

Veo los ríos, me conmueven.
Contemplo un árbol, quedo absorto.
El mar inmenso me parece corto
de luces frente a muertos que se mueven.

He caminado junto al hombre.
Participé sus arduas luchas.
Muchos han sido los fracasos; muchas
más las conquistas que no tienen nombre.

Dentro de poco moriré.
Aquí está todo mi equipaje.
Cuatro libros, dos lápices, un traje
y un ayer hecho polvo que aventé.

Esto fue todo. No me quejo.
Sé que he vivido intensamente.
(Demasiado intensamente.) Enfrente
está el futuro: es todo lo que os dejo.

(1979)

Blas de Otero (1916-1979)

2 comentarios:

  1. La visión y la vida del poeta, la intensidad de la vida y de la muerte en todo su esplendor. Qué demasiado intensamente apuró su alma este grandísimo poeta. Cómo me gusta siempre.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, dios mío....que bueno
    Felicidades por ponernos aquí a Blas un ratito.
    Ha sido una maravilla.
    Alberto

    ResponderEliminar