jueves, 10 de septiembre de 2009

Alonso, Dámaso. Oración por la belleza de una muchacha


Tú le diste esa ardiente simetría
de los labios, con brasa de tu hondura,
y en dos enormes cauces de negrura,
simas de infinitud, luz de tu día;

esos bultos de nieve, que bullía
al soliviar del lino la tersura,
y, prodigios de exacta arquitectura,
dos columnas que cantan tu armonía.

Ay, tú, Señor, le diste esa ladera
que en un álabe dulce se derrama,
miel secreta en el humo entredorado.

¿A qué tu poderosa mano espera?
Mortal belleza eternidad reclama.
¡Dale la eternidad que le has negado!

Dámaso Alonso (1898-1980)

7 comentarios:

  1. es texto es super complicado,,,ya me lo he leido un montón de veces y no logro intenderlo,,,,

    ResponderEliminar
  2. Si quieres te echo una mano...
    Está diciéndole a Dios que Él fue el que le dio a una muchacha esos labios, ardientes como la misma brasa de Dios; y le dio también esos pechos blancos como la nieve que palpitan (bullen) bajo la blusa de lino; y esas dos piernas, prodigio de arquitectura divina (muy bien hechas, vamos); y le dio también esa cadera que se derrama hacia la tierra como una rama de un árbol... Termina pidiéndole a Dios que le dé la eternidad porque esa belleza es eterna y merece no morir.
    No era tan complicado, ¿no?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. joder gracias me habéis ayudado

    ResponderEliminar
  4. ¿Y cuál seria la opinión personal del poema?

    ResponderEliminar
  5. La opinión personal es... personal y por tanto cada uno tendrá la suya. Pero sí es imprescindible que sea razonada y se atenga al tema tratado y ponga en práctica todos los conocimientos adquiridos sobre el poema, el autor, la época.
    Más no te puedo decir...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. jujujuju mil gracias, entendia el poema pro el qeu lo hayas puesto con otras palabras me ha servido para hacer un mejor resumen y analisis , ademas tengo que entrgar el trabajo mañana ^^

    ResponderEliminar
  7. ¿Cual sería su objetivo y motivo lírico? ¿La muchacha? y ¿Cuál sería su actitud? ¿Carmínica o apostrófica?

    ResponderEliminar