jueves, 9 de julio de 2009

Morales, Rafael. El poema


He aquí que voy escribiendo
huellas de un caminante
hacia el olvido, Alineación al centro
palabras que se quedan
yertas sobre el papel.
Sólo un silencio azul
tras el leve rumor de la escritura,
aventura florida,
muerta al tocar la luz.

Voy dejando mi vida
sobre el breve refugio
del papel sorprendido,
sola en la soledad
de los renglones,
muerta en un mapa
de heladas cicatrices.

Lector,
hermano mío,
necesito tus ojos
y tu voz
y tu sangre
para vivir de nuevo
tras la pequeña muerte
que habita mi poema.

Rafael Morales (1919-2005)

1 comentario:

  1. Que bien hacienta un poema, en un momento de cansancio. Es lo justo para descansar el alma y dar un respiro a la mente ya la cuerpo.
    Gracias por este espacio que es un consuelo y acompañamiento para cualquier momento de la vida.
    Con cariño.
    Isabel

    ResponderEliminar