viernes, 3 de julio de 2009

Anónimo. Romance de Gerineldo.

(Versión de Joaquín Díaz

(Descárgate toda la discografía de Joaquín Díaz)


&&&


- Gerineldo, Gerineldo,
mi caballero pulido:
quien te pudiera tener
tres horas a mi servicio.
- Como soy vuestro criado,
señora, burláis conmigo.
- No me burlo, Gerineldo,
que de veras te lo digo.
Al dar el reloj las doce,
Gerineldo se ha vestido.
Calza zapatos de seda
para andar sin ser sentido.
Tres vueltas le da al palacio,
otras tantas al castillo.
- Abridme, - dijo - señora,
abridme cuerpo garrido.
- ¿Quién sois vos el caballero,
que así llamáis al postigo.
- Gerineldo soy, señora,
vuestro tan querido amigo.
Le ha cogido de la mano
y en su cuarto le ha metido
y entre juegos y caricias
los dos se quedan dormidos.
Ha despertado el buen rey,
tres horas del sol salido.
Tres veces había llamado,
ninguna le han respondido.
- Gerineldo, Gerineldo,
mi camarero pulido:
o con la infanta dormías,
o el alcázar me has vendido.
Toma la espada en su mano,
de gran cólera encendido,
y al subir de una escalera
les ha pillado dormidos.
- No te mato, Gerineldo,
que te crié desde niño;
y si mato a la princesa
tengo mi reino perdido.
Puso la espada por medio,
porque sirva de testigo,
y al despertar la pincesa,
la espada del rey ha visto.
- Despertaros, Gerineldo,
que ya era de sentido,
que la espada de mi padre
de nuestro yerro es testigo.
Gerineldo va a su estancia;
le sale el rey de improviso.
- Dónde vienes, Gerineldo,
tan mustio y descolorido.
- Del jardín vengo, señor,
de coger flores y lirios
y la rosa más fragante
mis colores ha comido.
- Mientes, mientes, Gerineldo,
que con la infanta has dormido.
Testigo de ello mi espada,
en su filo está el castigo.

Anónimo.

(Un análisis muy interesante de este romance en CVC:
Análisis psicocrítico del Romance de Gerineldo
de José Luis Alonso Hernández)

3 comentarios:

  1. Qué maravillosos son los romances, historia viva y llena de armonía y versos. Un romance increíble. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Cuánta rima, que más que un poema, se asemaja a una canción. Precioso.
    Isabel Gómez.

    ResponderEliminar
  3. Se las trae Gerineldo.No hay peor testigo que una espada.

    ResponderEliminar