domingo, 7 de diciembre de 2008

Víctor Manuel. España camisa blanca.


"España camisa limpia de mi esperanza y de mi palabra viva…"
Blas de Otero

España camisa blanca de mi esperanza
reseca historia que nos abraza
por acercarse sólo a mirarla.
Paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos
donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza
la negra pena nos amenaza
la pena deja plomo en las alas.
Quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada
cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza
a veces madre y siempre madastra;
navaja, barro, clavel, espada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

España camisa blanca de mi esperanza
de fuera a adentro, dulce o amarga
de olor a incienso, de cal y caña.
Quien puso el desasosiego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejos el hambre y se llevó el pan.

España camisa blanca de mi esperanza
aquí me tienes nadie me manda
quererte tanto me cuesta nada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

9 comentarios:

  1. me gusta muño esta poesía, a parte de que es muy conocida. Creo que en verdad es mas conocida por la canción de Ana Belén que por la misma poesía.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este poema es de Blas de Otero, no de Víctor Manuel, que sólo le puso la preciosa música y Ana Belén su grandiosa voz. Además ahí arriba está mal copiado el poema. En realidad es así:

    España, camisa blanca de mi esperanza,
    reseca historia que nos abraza
    con acercarse sólo a mirarla;
    paloma buscando cielos más estrellados
    donde entendernos sin destrozarnos,
    donde sentarnos y conversar.

    España, camisa blanca de mi esperanza,
    la negra pena nos atenaza,
    la pena deja plomo en las alas;
    quisiera poner el hombro y pongo palabras
    que casi siempre acaban en nada,
    cuando se enfrentan al ancho mar.

    España, camisa blanca de mi esperanza,
    a veces madre y siempre madrastra,
    navaja, barro, clavel, espada;
    la muerte siempre presente nos acompaña
    en nuestras cosas más cotidianas
    y al fin nos hace a todos igual.

    España, camisa blanca de mi esperanza,
    de fuera o dentro, dulce o amarga,
    de olor a incienso de cal y caña;
    ¿quién puso el desasosiego en nuestras entrañas
    nos hizo libres pero sin alas
    nos dejó el hambre y se llevó el pan?

    España, camisa blanca de mi esperanza,
    aquí me tienes, nadie me manda;
    quererte tanto me cuesta nada;
    nos haces siempre a tu imagen y semejanza,
    lo bueno y malo que hay en tu estampa
    de peregrina a ningún lugar.

    ResponderEliminar
  3. Hola, he leido la corrección de la poesía de Blas de Otero y tambíen en ella hay un error,
    no es ¿Quién puso el desasosiego......?, sino
    Quién puso el desasosiego...., porque lo que quiere el poeta decir es: El que puso el desasosiego "la persona que puso" el desasosiego en nuestras entrañas, nos hizo libres pero sin alas, nos dejó el hambre y se llevó el pan.

    ResponderEliminar
  4. El título es una frase muy famosa de Blas de Otero pero el poema y la música es de Victor Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Y la frase de Blas de Otero era "España camisa limpia de mi esperanza".

    ResponderEliminar
  6. Es común entre los buenos poetas el parafrasear a otro autor. Victor Manuel San José es un artista de extraordinaria sensibilidad y talento e incapaz de tomar un poema de otro y plagiarlo. Eso lo hacen los mediocres. El escribió la letra completa a partir de una sola frase de Blas de Otero. La letra y la música de VM son magníficas.

    ResponderEliminar
  7. Entonces la poesía es de Victor Manuel? Al igual que la música? Pregunto porqué estoy haciendo una versión coral y necesito poner los datos precisoa. Gracias

    ResponderEliminar
  8. La letra es de Victor Manuel y se inspiró en un verso de Blas de Otero, un solo verso.

    ResponderEliminar
  9. España,
    patria de piedra y sol y líneas
    de lluvia liviana
    (orbayo, sirimiri, de Galicia,
    Asturias, Vascongadas:
    mi imborrable lluvia en cursiva), desesperada
    España, camisa
    limpia de mi esperanza
    y mi palabra viva,
    estéril, paridora, rama
    agraz y raíz
    del pueblo: sola y soterraña
    y decisiva
    patria!

    Eapaña,
    palabra bárbara, raída
    como roca por el agua,
    sílabas
    con sonido de tabla
    seca,
    playa
    de mi memoria, mina
    roja del alma,
    cuando
    abrirás la ventana
    a la brisa
    del alba.

    ResponderEliminar