lunes, 18 de mayo de 2009

González, Ángel. Eso era amor.


Le comenté:
—Me entusiasman tus ojos.
Y ella dijo:
—¿Te gustan solos o con rimel?
—Grandes,
respondí sin dudar.
Y también sin dudar
me los dejó en un plato y se fue a tientas.

Ángel González (1925-2008)

(Selección de Maite González M)

5 comentarios:

  1. Qué grande, qué grande. No caben palabras ante la magia. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Buena, por aqui hay muchos seguidores de Angel Gonzalez...mi profesor de literatura siempre lo está nombrando y con razón....
    gracias profe...
    antonella

    ResponderEliminar
  3. Lo mismo pensé la primera vez que leí este poema, del gran Ángel González. Esto sí que es amor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Por acá, tan al sur del mundo, lo descubrí sólo hace un par de años.
    Maravilloso.

    ResponderEliminar